6 consejos para elaborar una LAGER perfecta

Hoy en día las cervezas Lager son las más populares del mundo. Para la elaboración de los Lager se usa cepas de levadura concreta. Funcionan mejor a temperaturas más bajas que las necesarias para la mayoría de las fermentaciones Ale, que es otro estilo de cerveza popular. Las cervezas Lager también suelen incorporar acondicionamiento secundario a largo plazo. Esto a menudo dura algunas semanas o incluso meses más que en caso de una cerveza Ale.

En este artículo te damos algunos consejos que tienen como objetivo ayudarte a elaborar la mejor cerveza Lager que hayas probado nunca.

 

Controla la temperatura.

 

Todas las cepas de levadura tienen un rango de temperatura bajo el cual dan resultados de fermentación óptimos. Con la mayoría de las cepas de cerveza, este rango de temperatura puede ser desde 3 °C hasta 15 °C. Es muy importante mantener la fermentación dentro de estos límites. Guarde el fermentador con un termómetro dentro o use un termómetro de tipo adhesivo. Esto hace que el monitoreo de las temperaturas de fermentación sea una tarea simple.

 

Usa una levadura tipo lager (de verdad).

 

Hoy en día hay más cepas de levadura de calidad disponibles para cerveceros caseros que en cualquier otro momento. Para elaborar una cerveza auténtica a temperaturas reales la mejor opción es elegir una cepa o cultivo líquido de levadura. Si bien estas cepas de levadura cuestan un poco más generalmente dan resultados mucho mejores y más consistentes. Esto es especialmente cierto en las temperaturas más bajas en la elaboración de la cerveza Lager.

 

Usa un iniciador de levadura.

 

Si bien este es un buen consejo para cualquier cervecero casero que use levadura líquida, es particularmente importante hacer un iniciador de levadura al preparar una cerveza auténtica. Recuerde que el metabolismo de la levadura, incluso la levadura Lager, se ralentiza enormemente a medida que la temperatura comienza a bajar.

 

Usa un enfriador de mosto

 

Si la temperatura del mosto no baja rápidamente a la temperatura de fermentación puede producirse una fermentación prematura. En este caso, la mayor parte de la fermentación tiene lugar mucho antes de que el mosto se enfríe al rango de fermentación óptimo, creando una cerveza que exhibe ésteres y caracteres similares a la cerveza Ale. Además, el enfriamiento rápido del mosto acelera la coagulación de las proteínas y ayuda a prevenir algunas de las dificultades que pueden ocasionar las proteínas en el fermentador.

 

Haz un reposo de diacetilo en la fermentación

 

Diacetilo producido durante la fermentación puede dar como resultado un sabor a mantequilla o caramelo. Estas características son deseables en algunos estilos de cerveza. Pero en la mayoría cualquier rastro de diacetilo es un defecto sustancial que resta valor al carácter limpio de la cerveza.

Para controlarlo muchos cerveceros incorporan un reposo de diacetilo después de que se completa la mayor parte de la fermentación primaria.

 

¡Desinfecta!

 

Si bien la higiene es fundamental en todos los procesos de elaboración de cerveza, su importancia en este caso puede ser aún mayor. El largo período de envejecimiento de una Lager e da a la bacteria un período prolongado para desarrollarse. Preparar un estilo de cerveza Lager de calidad requiere un poco más de esfuerzo y técnicas adicionales que no son necesarias al producir una cerveza Ale. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *